Me acuerdo de...: una experiencia de aula


En mis clases de Ética de 4º de ESO siempre empezamos el curso con el tema de la identidad: ¿Quién soy yo? Los alumnos indagan en su memoria biográfica, la importancia de tener memoria, de reconocer y valorar su pasado y el de aquellos que le rodean. 

Trabajamos por proyectos (ABP). Este tema es el leimotiv del primer proyecto del curso. Comenzamos con la sencilla tabla que debatimos en clase y con la que vamos abriendo boca. 



A continuación les pedí que respondieran en un folio a la pregunta sobre quiénes son ellos y diseñaran un árbol en una cartulina al que en vez de hojas le salen sucesos, personas, lugares que han sido importantes desde que nacieron. La idea es que pensaran en su propio pasado y desde él construyeran su identidad, su historia personal. No tengo fotos de estas actividades porque son muy personales y quiero preservar la intimidad de los alumnos.




En medio de este proyecto, visionamos la película de animación Arrugas y debatimos en clase sobre ella, centrándonos en algunas escenas y personajes, y hablando de la vejez y sus propios abuelos. Mientras tanto, les pedí que pensaran en cómo se ven dentro de 20 o 30 años, que hicieran un acto de imaginación, que proyectaran sus ilusiones.



En clase realizamos un mural con el lema Me acuerdo de... En él pegaron pósit con recuerdos personales de sucesos, lugares, personas,...



El siguiente reto fue que me dieran una foto de cuando eran pequeños. Las escaneé y las inserté en un tablero de Pinterest. Os dejo el enlace aquí.



Después, mediante QR Code Generator creé códigos QR con enlace a cada foto e los imprimí. Los pegaron en diferentes partes de la clase y con sus móviles (se descargaron QR Droid) accedieron a las fotos de sus compañeros. En grupos de cuatro tenían que apuntar en un folio quién es quién. Después debatimos si fue fácil reconocerlos, cómo han cambiado, qué recuerdan de entonces,... 




Terminado el debate (no muy largo), pegaron las fotos originales en el mural Me acuerdo de... 



Existe también la posibilidad de compartir recuerdos online a través de la web Banco de recuerdos. Os dejo un tutorial aquí sobre cómo hacerlo.

Las tareas se solapaban unas con otras, de tal forma que no alargáramos mucho el tema. Mientras trabajábamos en clase, debían entregar tareas desde desde Edmodo, una plataforma con la que estamos trabajando desde el inicio del curso. 


La siguiente tarea consistió en pedirle a sus abuelos que les contaran una historia de su pasado. La debían grabar en sus móviles y entregármela por Edmodo. Yo la inserté en SoundCloud, un servidor de podcasts que recomiendo. 




La experiencia fue enriquecedora. Después, en clase escuchamos algunos audios y hablamos de cómo afrontaban sus abuelos las dificultades y lo que podemos aprender de ello.


La siguiente tarea es el reverso de la anterior. Escribió cada uno un relato cuyos principales personajes debían ser un abuelo o abuela y su nieto. Publiqué los relatos en Pinterest (ver aquí) y los leímos en clase. 


Elegimos cuatro relatos y con ellos realizamos un corto de animación. En ello estamos. Cuando tenga los cortos, los comparto.

1 comentario:

  1. ¡No tengo palabras! ¡Sencillamente magnífico! Felicidades por el grado de implicación tan alto que demuestras en el proceso de aprendizaje de tus alumnos. A ver si se me pega algo...

    ResponderEliminar