Vía docente: Mahoma y la montaña




Esta misma tarde me he enterado de que nace una nueva revista educativa, Vía docente, editada por la Unidad de Programas Educativos (Upe) y diferentes Centros de Profesores y de Recursos (Cpr) de Badajoz provincia. El consejo de redacción lo encabezan el Departamento de Formación del Profesorado de la Upe de Badajoz y directores de Cpr de Badajoz.

A primera vista, se percibe como una revista digital que recoge diferentes experiencias de docentes extremeños. Se puede ver online o descargar en Pdf. Igualmente, se puede participar en ella, describiendo experiencias o redactando artículos de interés educativo.

También disponemos de La Gaceta Extremeña, que cubre con más o menos eficacia esta necesidad. En principio, la intención parece ser reunir experiencias y darlas a conocer entre el resto de docentes extremeños. El problema, como todas las ideas que nacen de arriba abajo, es el dudoso interés que pueda suscitar entre el profesorado, tanto a la hora de plantearse escribir en ella como de animarse a leerla. A no ser que publicar en Vía docente cuente de cara al concurso de traslados.

Si la idea, como ya sucediera con otras planteadas desde arriba, es servir de escaparate público para justificar de cara a la galería la supuesta eficacia de algunas políticas de la Administración, cabe esperar un rotundo fracaso empírico. Se lanza un proyecto, se espera que sea la montaña la que vaya a Mahoma y si no funciona, se le echa en cara a la montaña su apatía y falta de implicación. Ya ha pasado con otras propuestas, como Coortic (un foro para Coordinadores Tic extremeños). Se generan desde arriba, sin provocar previamente sinergias suficientes como para atraer a los potenciales usuarios.

De tener realmente la intención de ser un servicio eficaz y activo, con y para el profesorado extremeño, cabría en principio hacer algunas reflexiones y proponer algunas mejoras que harían de este tipo de proyectos una verdadera experiencia colaborativa y no un mero spot publicitario para quienes las orquestan.

Se echa en falta la creación de una red de formación e intercambio de experiencias educativas, pero no planteada como hasta ahora de arriba abajo, sino desde la base misma de los centros. Sería eficaz potenciar el rol del Coordinador Tic como dinamizador de centro y potenciador de estas sinergias, a fin de crear un espacio vivo de intercambio de experiencias reales, de proyectos de centro y de redes formativas intercentro e interdocentes. Esto podría facilitar la creación de Ple de centro, a fin de facilitar los medios y la formación necesarios para ajustar la formación y la dotación de medios a las necesidades reales de cada centro, no a objetivos generales marcados de forma difusa en el reglamentario Doe de turno y no evaluados eficazmente, antes, durante y después de su implantación.

Sobra egotismo interesado y falta creatividad en la implantación de los modelos de formación e innovación educativas. Se debe escuchar más al profesorado y arbitrar proyectos que respondan a necesidades reales en contextos reales. Convertir, en definitiva, la educación en Extremadura en una red viva de enseñanza, de intercambio y ayuda mutua. La Administración debiera ser un puente que facilite esta mejora y no un maniquí autocomplacido que labra su futuro político con pirotecnia de fogueo.

0 comentarios:

Publicar un comentario