La clase de Ciencias de Martín

Martín Núñez Calleja

Para mí es un placer, no impostado ni agrandado por mi empatía, presentaros a Martín. Amigo y compañero con el que no hace falta decir nada para saber lo que para cada cual supone esto de enseñar y aprender. A él le gusta que le conozcan como profe de Física y Química. Es suficiente, me ruega que no añada nada más. Y quizá sea mejor así, porque Martín se define por los hechos y entrar cara a cara. Por sus obras le conoceréis. Comparto con vosotros este texto que nos ayuda a querer un poco más esta profesión de corredores de fondo.

Una clase de Ciencias cualquiera. Debates. Blogs. Ciencias. Redes Sociales. Entornos seguros de trabajo. Apps para smartphones. Inteligencia Emocional y alumnos de secundaria que hacen de profesores en un colegio de primaria. Una experiencia docente para el epílogo de las "Ciencias del Mundo Contemporáneo" en el Bachillerato.

Este curso 2014-2015 tengo la suerte de poder dar la materia de Ciencias del Mundo Contemporáneo a un grupo de 1º de Bachillerato de Ciencias Sociales en el IES Sierra de San Pedro de la Roca de la Sierra (Badajoz, Extremadura). Una asignatura de contenidos científicos que tiene por objeto impregnar a alumnos, que no son de Ciencias, de los conceptos básicos de la misma. Una asignatura a extinguir con la LOMCE pues desaparece del Decreto que regula las enseñanzas del Bachillerato ya para el año próximo. Espero que lo que la sustituya sea más beneficioso para ellos. 

Mi planteamiento inicial y así lo expresé en la Programación de inicio de curso era usar una metodología más funcional y activa para ellos. Buscar un modo de salirnos de la rigidez de los libros de texto y las clases magistrales y nos lanzamos a ello. 


Materiales y entorno de trabajo

Lo primero fue darles material de trabajo, no hay libros pero necesitábamos una referencia, un guión de trabajo para no perdernos. Los contenidos a trabajar este curso serían los de la web "Ciencias del mundo contemporáneo: guía de recursos didácticos" del Gobierno de Canarias a cuyos autores les felicito desde aquí por el excelente trabajo. Formato web para nuestras clases y sus casas y también en formato pdf por si fuese necesario acudir a algún recurso offline para alumnos que no disponen de forma continuada con conexión a Internet. 

Necesitábamos también un entorno de aprendizaje y comunicación para el aula (19 alumnos) donde resolver dudas, plantear debates, organizarnos, etc. Aposté por Edmodo (pues tenía app en Google Play y les mandé el enlace para descargarla en sus móviles, y así lo hicieron) y allí montamos nuestra aula de CMC. Para ellos, trabajar con este tipo de recursos por su formato similar a sus redes sociales favoritas es casi natural. 

Ellos aceptaron abiertamente mi propuesta (que también trasladé a sus familias) y dos fueron las preguntas que se les hacía urgente ser contestadas, ¿Vamos a tener cuaderno? ¿Haremos exámenes? Me puse a ello. 


El blog como cuaderno de clase. 19 cuadernos para llevar a casa. 

El cuaderno de clase sería un blog. Apostamos por un blog de blogger pues ellos tenían ya cuentas de gmail y la creación del blog fue sencilla (no fue necesario participar por mi parte en este proceso) y en una tarde recibí 19 Urls de los correspondientes "cuadernos", aun en blanco, de mis alumnos. Algunos ya habían decidido personalizarlos con colores, letras o músicas (de todo hay), como si se tratara de un cuaderno o libreta de clase. 

Con el blog, además de servir para lo anterior, perseguía otros objetivos

  • Construcción de una identidad digital en la red de mis alumnos. 
  • Tener una herramienta de gestión del conocimiento. 
  • Un espacio de reflexión de las actividades y de seguimiento por mi parte de las mismas.
  • Un canal de comunicación y difusión del trabajo realizado. 


Para gestionar como docente los contenidos que ellos iban a empezar a construir utilicé dos recursos, el primero fue Feedly al que agregué todos los enlaces Rss de sus blogs y el segundo una página de Netvibes donde se ve de una sola pasada todos los artículos publicados en sus blogs. 


No obstante era interesante que en sus teléfonos móviles recibiesen notificaciones de lo que escriben sus compañeros para estar al día, hacer comentarios a las entradas de los otros, etc. Para esta labor cree una app con Monoincube (si alguien la quiere que se ponga en contacto conmigo @martinnunez) y se la envié a ellos con el correspondiente código QR para que la descargasen. 


El desarrollo de las clases. El día a día. Evaluación Continua. 

Dos clases presenciales a la semana (son las que señala el currículo de la asignatura) y bastante actividad en Edmodo, y en los blogs fuera de esas dos horas pues una de las premisas iniciales era que el "trabajo tic" se desarrollaría en las casas de los alumnos (o en alguna biblioteca pública). Explicaciones, presentaciones y debates sobre los contenidos de la materia y un artículo semanal en el blog con una condición, que señalaba que además de explicar o refrescar algún concepto de clase, siempre debe existir una opinión personal sobre el tema a tratar (así sigue siendo). 

La percepción por parte del profesor (por mi parte) de su grado de satisfacción con los contenidos y con la metodología es muy buena y se pone de manifiesto cuando evaluamos. Si, evaluamos todos, yo a ellos y ellos a mi y al método usado para acercarnos a los contenidos. Usando Cuadernos de Observación, analizando los artículos de los blogs (relación con los contenidos de clase, tiempos de publicación, expresión, ortografía, creatividad, opinión crítica...), auto-evaluación mediante rúbricas (con formularios de Google), trabajos individuales como mapas conceptuales, presentaciones, etc... y sin ningún examen. (Esta fue la respuesta a su segunda inquietud). 


Otras actividades paralelas. Difusión y aulas fuera del centro. 

Hemos trabajado difundiendo sus publicaciones con Pinterest (donde crearon tableros -dejo uno de ejemplo- del tema Origen del Universo). Usamos Twitter (donde promocionaban y promocionan con el hashtag #cmcroca) y Google Plus (observando, como no podía ser de otro modo que las Redes Sociales son un entorno cómodo y casi natural para muchos de ellos). 


Dos son los proyectos últimos con los que nos estamos moviendo, uno inacabado -dejaré los frutos cuando los haya- sobre Inteligencia Emocional (ya que nuestros centro forma parte de la Red de Escuelas de Inteligencia Emocional de Extremadura). Dejo link al blog del Grupo de Trabajo del Centro a este respecto. 


El otro proyecto, aun vivo pues en sus blogs están dejando todavía sus reflexiones sobre él, consistió en ir a un colegio de primaria a dar una clase sobre "Buenos y Malos usos de las Nuevas Tecnologías". El docente (yo), le proporcioné las directrices básicas e hice dos grupos de cinco alumnos (el resto eran observadores-colaboradores). Fueron un par de clases geniales donde la chispa de los niños y niñas de 5º y 6º de Primaria del CEIP Santa María del Prado de la Roca de la Sierra encendieron los ojos, y la imaginación de mis alumnos. Un grupo uso presentación en Prezi (con pizarra digital) y el otro grupo un juego con cartulinas, dados y preguntas y respuestas. Una experiencia de diez para los alumnos de primaria, para sus maestras y la directora del centro, para mi, y sobre todo para mis alumnos de 1º de Bachillerato de Ciencias Sociales. Dejo reportaje gráfico de esta experiencia.



Seguimos en marcha. Seguimos aprendiendo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada