2ª reunión: ¡esto marcha!


Nos reunimos por segunda vez. Muchas incertidumbres, pero también ilusión. Todos tenemos esa sensación inefable de estar haciendo las cosas como debieran ser: en equipo y echando ganas. También sabemos que cambiar el chip exigirá mucho trabajo, desamueblar nuestras certezas y desaprender. Por eso trabajar juntos, como un solo cuerpo, es fundamental para que este proyecto perviva. 

La incertidumbre es sobre todo causada por la forma en qué diseñaremos los proyectos de aula. Ya hemos dado pasos importantes, pero hay que ponerse manos a obra con la programación y la semana inicial con los alumnos. Por eso hemos tomado algunas decisiones más para que el proyecto vaya creciendo:

  • Nos reuniremos con Maripaz, la maestra del CEIP del barrio y que nos cuente cómo lo hace ella. Uno de los dos grupos de 1º de ESO serán sus antiguos alumnos de 6º de Primaria. Nos reuniremos en su centro, en su aula, veremos su organización espacial, sus materiales, sus proyectos; la idea es contagiarnos y aprender. Los alumnos deben sentirse como en casa, que el tránsito al instituto sea lo más suave posible. Será esencial tener una comunicación fluida con el CEIP durante el curso.
  • Los primeros meses va a ser necesario reunirnos más a menudo, por lo que hemos pensado vernos un par de horas a la semana para planificar el inicio del curso, compartir ideas y materiales,... La reunión tendrá dos tiempos, primero nos reuniremos los dos profesores de cada ámbito para unificar criterios, compartir ideas e intentar seguir un ritmo similar durante el curso; después nos reuniremos los cuatro y concretaremos calendario e ideas para empezar el curso. 
  • Ya desde el curso pasado profesores y alumnos tenemos una cuenta GAFE (Google Apps for Education). Será útil organizarnos colaborativamente vía Gmail y Drive, además de mejorar nuestra competencia digital.
  • Hemos pensado que es buena idea implicar a los alumnos en la ambientación de su nueva aula. Incluso pensamos que ayudaran en el cambio de mobiliario, así como acondicionar y adornar. Esto puede incluirse como parte de las tareas de inicio de curso y servirá para cohesionar el grupo y crear una buena relación con los profesores. 
  • Respecto al asunto del inicio del curso, también hemos pensado en aprovechar que dentro de poco se va a organizar una semana deportiva en el barrio y ofrecernos a colaborar. Una experiencia más de cohesión de grupo. 
  • Otros recursos a aprovechar son la radio digital recién estrenada y un proyecto de educación afectivo-sexual que iniciaremos este curso en colaboración con el centro de salud del barrio. Igualmente tenemos el apoyo del departamento de Educación Física para organizar eventos fuera del centro; incluso hemos barajado tener una convivencia en el campo.



Como ves, esto va viento en popa; no sé si a toda vela, pero agarrando el timón con voluntad y entusiasmo. Seguiremos informando de los siguientes pasos.

Por cierto, ¿cómo va tu inicio de curso? Comparte, es la mejor manera de aprender.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada