#SiriaGritaPaz, un proyecto colaborativo en 1º Eso




Mis alumnos de 1º A se han unido al #EDUmaridaje de @SolidaryTeacher #SiriaGritaPaz y durante un par de semanas han estado investigando acerca de la guerra en Siria y la situación de los niños que viven allí y de los millones de desplazados.

La primera tarea: hacer grupos de dos (es la combinación más práctica en esta clase) y cada uno se encarga de una cosa:

- ¿Dónde está Siria? Localizamos el país y sus fronteras en el Maps, vemos la distancia de España. Lo dibujamos y buscamos la ficha del país: idioma, religión, bandera, historia,...

- ¿Qué ha pasado allí? Buscamos titulares, noticias breves sobre sucesos recientes de Siria. Respondemos a preguntas como qué es una guerra civil.

- ¿Qué es un refugiado? ¿En qué se diferencia de un inmigrante, un emigrante y un turista? Busca la definición en el diccionario, crea la tuya propia.

- ¿Cómo crees que vive un niño en Siria? Contrástalo con tu vida aquí, en España. Recordamos los derechos humanos, especialmente el de los niños: salud, educación, casa, asilo, ocio...



Primer problema: no hay WiFi y los portátiles no van; tiramos del ordenador del profesor para buscar la información. En casa, imposible; no tienen WiFi y en el móvil tienen pocos megas. En fin, los fallos tecnológicos ralentizan el proceso. No nos amedrentamos y seguimos. Es importante fomentar en los alumnos que un trabajo hay que terminarlo y hacerlo bien.



La primera fase consiste en anotar lo que han encontrado. Después toca dibujarlo en folios que después incluiremos en un mural colectivo. ¿Por qué no dibujarlo directamente? Porque me interesa también que revisen su ortografía, que cuiden la letra, que se hagan entender. Se lo revisan entre ellos y cuando creen que está perfecto lo añaden al mural.




Una vez terminado el mural deben explicarlo. Reúnen datos y de dos en dos exponen oralmente lo aprendido. También hacen preguntas a sus compañeros y responden si el grupo no sabe la respuesta. La idea es ir fijando los contenidos. Primero descubriéndolos por ellos mismos de forma creativa y en grupo, después verbalizando su aprendizaje. Exponemos en el pasillo el mural colectivo. Es importante visualizar el trabajo bien hecho, sentirnos a gusto con nuestro trabajo.

Lo siguiente será hacerlo por escrito. Realizan una prueba sencilla con 10 preguntas breves. No se trata tanto de un examen al uso cuanto un ejercicio de atención. Por ejemplo, ¿te acuerdas de qué colores es la bandera de Siria?, ¿qué es un refugiado? Lo mismo que debatimos en clase al día siguiente lo expresamos en papel. 



El ejercicio incluía ilustrar cómo crees que es la vida de un refugiado. Comparto los dibujos de los alumnos aquí.



El día siguiente respondemos las preguntas del ejercicio anterior y preparamos la última tarea del proyecto: contar todo lo aprendido en la radio del centro. Para esta actividad tenemos la suerte de contar con una profesora que nos cuenta su experiencia en Siria un año antes de la guerra. Comparto el podcast:




Ahora toca escuchar el audio, comentarlo y como colofón enseñar a otros niños lo aprendido. Buscaremos un grupo del centro o del colegio del barrio para ir a exponer nuestro trabajo. Con esta actividad -aún no la hemos completado- cubrimos los objetivos del proyecto: aprender a aprender, hacerlo de forma práctica y colaborativa, usando diferentes métodos de evaluación y trabajo y poniendo al servicio de otros lo aprendido.


0 comentarios:

Publicar un comentario